Páginas vistas en total

jueves, 14 de marzo de 2013

NUTRICIÓN EN PACIENTES CON QUEMADURAS

Las quemaduras producen lesión de los tejidos, estas pueden deberse a diversos factores como el contacto con llamas, líquidos calientes y otras fuentes de altas temperaturas, aunque también puede producirse por el contacto con elementos a temperaturas extremadamente bajas"quemaduras térmicas"., los productos químicos cáusticos, electricidad o por radiaciones electromagnéticas (rayos X, radiaciones nucleares). Normalmente la piel se quema por exposición a temperaturas superiores a 50°C durante más de cinco minutos. 



CLASIFICACIÓN DE LAS QUEMADURAS

Quemadura de primer grado: afecta la capa superficial de la piel "epidermis", este tipo de quemadura es producida generalmente por la exposición excesiva al sol o por el uso de planchas, líquidos calientes. La quemadura produce enrojecimiento de la piel, las capas dermoepidërmicas superficiales se ven afectadas, dolor intenso tipo ardor, inflamación moderada y sensibilidad en el lugar de la lesión. Generalmente este tipo de quemaduras se cura en una semana o un poco mas sin dejar cicatrices.


Quemadura de segundo grado: este tipo de quemadura afecta la parte más profunda dentro de la piel, lo que favorece a la formación de ampollas. Se producen lesiones exudativas que resultan de la irritación de las terminaciones nerviosas lesionadas., daños en la capa media y en las glándulas de sudor o en las glándulas productoras de grasa. No obstante se pueden presentar quemaduras de segundo grado superficiales que no afectan las glándulas de sudor y las productoras de grasa.

Quemadura de tercer grado: en este caso se produce la destrucción de todo el grosor de la piel., incluyendo nervios, vasos sanguíneos, linfáticos., etc. En ocasiones también se destruyen tejidos mas profundos (grasa y músculo). Esta quemadura no duele debido a que las terminaciones nerviosas fueron destruidas por la fuente térmica. Las quemaduras de tercer grado producen una escara de tejido necrötico, por ello se requiere para su curación el injerto cutáneo.

Entre las complicaciones que sufren estos pacientes se encuentran las alteraciones renales, cardíacas, pulmonares, ulcera por estrés y alteraciones hepáticas.

TRATAMIENTO NUTRICIONAL

  • La atención nutricional es uno de los aspectos más importantes de la asistencia al quemado.
  • El consumo de alimentos debe iniciarse tan pronto termine la fase de fluidoterapia., la ingesta de alimentos podrá realizarse a base de una alimentación enteral o parenteral según la gravedad.
  • La ingesta de carbohidratos es fundamental para la conservación y el ahorro de proteínas.
  • Las dietas con abundantes ácidos grasos omega 3 puede mejorar la respuesta inmunitaria y la tolerancia a los alimentos por sonda.
  • La alimentación del paciente quemado debe ser rica en proteínas del 20 a 25% de las calorías totales y 2,5 a 3,0 gramos de proteínas por kilogramo de peso corporal en los alimentos.
  • Es de vital importancia también el aporte de vitaminas y minerales., vitaminas como A y C., minerales como el calcio, Cinc, fosfatos. Las deficiencias de hierro se trata con transfusiones de sangre. La vitamina C ayuda a la síntesis de colágeno y en la función inmunitaria, puede ser necesaria en cantidades mayores para la cicatrización de las quemaduras.


2 comentarios:

  1. Que buen articulo doctora, es un post muy interesante y nos muestra una información que casi nunca se publica, esto de las quemaduras es un asunto muy serio! Gracias por sus acertados consejos. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Oscar., es más que importante conocer los cuidados y más aun en pacientes que han recibido quemaduras graves, que son delicados y que con la intervención nutricional se podrá ayudar a la evolución metabólica del paciente. Un abrazo.! =)

    ResponderEliminar