Páginas vistas en total

miércoles, 23 de abril de 2014

HEMORRAGIAS DIGESTIVAS.

A consecuencia de alguna patología como la gastritis, úlcera péptica o alteraciones de las funciones del intestino delgado y grueso pueden producirse hemorragias que afecten al tracto digestivo y a su normal funcionamiento.


Las hemorragias digestivas están clasificadas en dos tipos:


  • Hemorragia digestiva alta: Hace referencia al tubo digestivo alto que incluye al esófago, al estómago y a la primera parte del intestino delgado.
  • Hemorragia digestiva baja: Incluye a gran parte del intestino delgado, intestino grueso, recto y ano.
La presencia de hemorragia puede detectarse en el caso de las hemorragias digestivas bajas a través de las heces a consecuencia de alguna enfermedad del colon como la Enfermedad Hemorroidal, Enfermedad de Crohn, Enfermedad diverticular, Fistulas, cáncer de colon, pólipos intestinales y enfermedades del intestino delgado como la Celiaquia.

En el caso de las hemorragias digestivas altas afectan al esófago,  al estómago y a la primera parte del intestino delgado., donde la causa más frecuente de hemorragias es la presencia de gastritis o de úlcera péptica
  ., como ya había mencionado el aumento de secreción del ácido clorhídrico del estómago hace que las paredes del esófago sufra alteraciones y pueda producir hemorragias., la consecuencia más grave de una gastritis es la presencia de la  úlcera péptica sangrante que es una lesión que afecta el revestimiento interno del estómago y del duodeno (primera parte del intestino delgado). El tratamiento para la úlcera péptica incluye medicamentos, endoscopia e incluso cirugía., también es de suma importancia el tratamiento nutricional.
 
Los síntomas de una úlcera péptica son fiebre, dolor abdominal intenso, manchas de sangre en las heces o heces de color negro, náuseas y vómitos.
 

El tratamiento de estas hemorragias debe ser bien asistida con el acompañamiento médico y nutricional para favorecer a la pronta recuperación del paciente.
Con el cambio en el estilo de alimentación podemos prevenir esta y otras patologías.



2 comentarios:

  1. Que interesante postulado y de mucha importancia doc, como usted nos indica es de vital importancia la revisión de nuestro estado, y si detectamos algún síntoma del que usted hace mención, consultar inmediatamente a un profesional de la salud para los análisis respectivos. Muchas gracias por alertarnos y mantenernos enterados, fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Oscar., muchas gracias por tu comentario., para evitar estos trastornos es muy importante cuidar la alimentaciön., sin embargo si se padece de alguna patologia que produzcan la hemorragia, es fundamental acudir al médico para el tratamiento., es muy necesario también el tratamiento nutricional para favorecer a la mejoria. Un abrazo.

    ResponderEliminar