Páginas vistas en total

viernes, 24 de agosto de 2018

La obesidad y el hígado graso no alcohólico.




Como ya he mencionado en publicaciones anteriores "La Obesidad" es un factor desencadenante para el desarrollo de enfermedades, la grasa abdominal o la circunferencia abdominal aumentada puede generar la presencia de grasa en los órganos como el hígado.

El hígado graso no alcohólico (HGNA) o esteatosis hepatica no alcohólica (EHNA) se caracteriza por la infiltración de grasa en forma de triglicéridos  > 5 % en el hígado, es la expresión hepática del síndrome metabólico vinculado a enfermedades como diabetes mellitus tipo 2, resistencia a la insulina, hiperlipidemia, obesidad central e hipertensión arterial, es importante resaltar que la denominación "No alcohólica" hace referencia a que el hígado graso no se produjo por la ingesta excesiva de alcohol sino por otros factores como la "Obesidad".

Los ácidos grasos en condiciones normales son el principal combustible del hígado, no obstante en patologías como la obesidad, donde el consumo de hidratos de carbono y de lípidos es en gran cantidad genera cambios significativos en el metabolismo intermediario en el hígado. Los factores ambientales como la dieta hipercalórica, rica en hidratos de carbono, grasa saturada y alimentos industrializados, así como el sedentarismo predisponen a la acumulación de ácidos grasos en el hígado favoreciendo al desarrollo de esteatosis hepática.



En pacientes con factores de riesgo para HGNA, especialmente obesidad y diabetes tipo 2 se ha observado la presencia de esteatosis en un 50%-70%, de los cuales un 20%-30% evolucionan a esteatohepatitis y entre 2%-3% a cirrosis. El síndrome metabólico está presente en el 22%-30% de la población e incrementa el riesgo de morbilidad y mortalidad cardiovascular, así como la progresión a fibrosis en la esteatohepatitis no alcohólica (EHNA), el 90% de los pacientes con EHNA tienen síndrome metabólico. Entre el 70%-80% de las personas con un índice de masa corporal >30 Kg/m2 tiene esteatosis hepática.



El diagnóstico de HGNA se realiza a través de la ecografía abdominal, es importante resaltar que la ecografía solo nos muestra la parte externa del hígado, sin embargo la biopsia hepática nos dará mayor información del daño hepático, la biopsia es fundamental en pacientes con HGNA que además son diabéticos. 

En el trabajo de investigación que realicé para la obtención de mi título de Magister en Nutrición Humana realizada entre el año 2015 y 2016 hallé una frecuencia del 56,9% de hígado graso no alcohólico en pacientes obesos. Les dejo el enlace para que lean mi trabajo.

http://scielo.iics.una.py/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1816-89492017000200035

La obesidad va en aumento y con ello el riesgo de enfermedades que pueden agravarse si no se toman las medidas adecuadas.

"La alimentación equilibrada y el desarrollo de actividades físicas ayudara a mantener el peso adecuado y una buena salud"



2 comentarios:

  1. Muy buen artículo doctora y mucho mas apoyado en su tesis, que es la prueba de que todo lo que nos explica está sustentado con ensayos verídicos y del vivir común. Muchas gracias por darnos tan importantes consejos e ilustrarnos con información comprobada científicamente y academicamente, un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hola Oscar, muchas gracias por tus palabras y por visitar siempre el blog. Abrazos!! =)

    ResponderEliminar