Páginas vistas en total

jueves, 18 de abril de 2013

LA NUTRICIÓN EN PACIENTES HEMOFILICOS

La hemofilia es una enfermedad hereditaria que impide la buena coagulación de la sangre. Generalmente las personas con hemofilia pueden sangrar mucho tiempo después de una lesión o accidente. La hemorragia en las articulaciones provoca dolor y puede producir artritis., también puede aparecer hemorragias cerebrales que constituye una complicación grave de la hemofilia.
Las causas de la hemofilia se debe a la ausencia de determinadas proteínas que forman parte del proceso de coagulación. La hemofilia se divide en dos tipos: Hemofilia A: es el tipo más frecuente, se manifiesta en el 85% de los casos., el defecto se encuentra en el factor VIII. Hemofilia B: el defecto esta en el factor IX.
El síntoma principal de la hemofilia es la "Hemorragia" tanto interna como externa., las personas con hemofilia tras un accidente que podría ser un corte ya es grave debido a que se presentan hemorragias y debe ser controlado a tiempo. Uno de los problemas de esta patología es la aparición de hemartrosis  o artropatïa hemofilica que hace referencia al deterioro de las articulaciones por las frecuentes hemorragias., otras partes del cuerpo que se ven afectadas en los enfermos de hemofilia son los ojos, cerebro, garganta, riñones, aparato digestivo y genital. La hemorragia en los riñones y en el aparato digestivo se manifiesta con la aparición de sangre en la orina y heces.
El diagnóstico de la enfermedad se realiza a través del análisis de sangre en el que se medirán los niveles de los distintos factores de coagulación., también se puede realizar un diagnóstico prenatal para la hemofilia mediante el análisis del liquido amniótico extraído por punción "amniocentesis".
El tratamiento de la hemofilia consiste en el aporte del factor ausente o deficiente., se realizan transfusiones completas, aporte de plasma fresco congelado o concentrados de factores plasmáticos.


RECOMENDACIÓN NUTRICIONAL 


  • Lo importante es que los pacientes con hemofilia tengan una alimentación equilibrada y eviten subir de peso ya que las articulaciones de las rodillas están muy sensibles por las hemorragias que aparecen.
  • Es de suma importancia el consumo de alimentos ricos en hierro, vitaminas del complejo B, proteínas, cobre, ácido fölico, vitamina C y vitamina K.
  • El consumo de alimentos de origen animal como las carnes rojas y el hígado aportan mucha cantidad de hierro y vitamina B12, por lo que su consumo es fundamental. La vitamina C ayuda a la absorción del hierro. También es bueno el consumo de lácteos por su aporte en calcio.
  • Es necesario que la alimentación diaria cubra con los requerimientos nutricionales del paciente hemofilico., las hemorragias frecuentes hacen que disminuya la cantidad de hierro en el organismo, por lo que su aporte a través de la alimentación es de gran importancia.

2 comentarios:

  1. En verdad, muchas gracias estimada licenciada! es de vital importancia conocer todos los riesgos que puede tener una persona que sufra de esta complicación, gracias a usted podemos darnos cuenta de este mal y su correcta dieta alimenticia para mejorar la salud de quien lo padece. felicidades!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Oscar., es importante saber que la hemofilia también puede ser tratada con una buena alimentación., lo cual ayudará a evitar complicaciones de la enfermedad. Saludos Oscar =)

    ResponderEliminar