Páginas vistas en total

jueves, 21 de febrero de 2013

ARTRITIS REUMATOIDE

Es una enfermedad sistëmica autoinmune caracterizada por provocar inflamación crónica especialmente en la membrana sinovial  de las articulaciones (membrana que cubre el cartílago)., pueden generarse destrucción progresiva e incapacidad funcional. 
La enfermedad puede presentarse de manera temporal durante algunos meses o por uno o dos años y desaparecer sin dejar daños. Sin embargo existen casos en que la enfermedad se instala por mucho tiempo generando días de dolores y en ocasiones sin síntomas., en casos mas graves pueden presentarse daños permanentes en las articulaciones.
La inflamación de la membrana que cubre las articulaciones provoca dolor, hinchazón y rigidez. Las personas con esta enfermedad generalmente sienten cansancio, malestar y a veces fiebre., las erosiones o nódulos aparecen por la persistente inflamación de la membrana.


La artritis reumatoide en ciertas ocasiones es extra articular causando daños en cartílagos,  huesos, tendones y ligamentos de las articulaciones afectando a otros órganos como ojos, pulmones, corazón, vasos o piel. Generalmente esta enfermedad afecta a unas articulaciones mas que otras., las mas afectadas son los dedos de las manos, de los pies, codos, hombros, caderas, rodillas y tobillos. La enfermedad afecta con mayor frecuencia a mujeres durante los 45 a 50 años y es mas común en personas de edad avanzada., no obstante los niños y jóvenes también pueden padecerlo.
Se desconoce la causa exacta de su aparición, pero algunos factores que pueden causarla son los genes, el medioambiente (modo de vida) y las hormonas.

TRATAMIENTO NUTRICIONAL

  • Es importante que el paciente presente una digestión apropiada debido a que estos poseen deficiencias en la producción de ácido clorhídrico y enzimas pancreáticas.
  • Se debe evitar el consumo de grasas saturadas ya que estas facilitan la formación de procesos inflamatorios. El consumo de aceites omega 3 como el aceite de oliva contribuye a la reducción de las reacciones inflamatorias.
  • El consumo de salmón, sardinas, caballa, arenque, entre otros., así como el aceite de semilla de lino, de canola y aceite de hígado de bacalao pueden ser benéficos en el tratamiento de la artritis reumatoidea.
  • El consumo de verduras, legumbres y frutas variadas son buenos por su riqueza en flavonoides que se encuentra en las cäscaras y pulpas de frutas como uvas, moras, cerezas y verduras como cebollas, jengibres y condimentos como el azafrán y el clavo de olor. Los flavonoides tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y anticancerigënas.
  • La piña por su contenido en bromelina también es beneficioso para los pacientes con artritis.
  • Las vitaminas como la vitamina C y  el ácido pantotënico B5 ayudan a disminuir la intensidad del dolor, la rigidez y el grado de incapacidad. Los minerales como el selenio, el zinc, el manganeso y el hierro favorecen a desarrollar una acción protectora contra los procesos de inflamación.



2 comentarios:

  1. Doctora! siempre quedamos muy agradecidos con los temas que propone, debe ser muy dolorosos los síntomas de esta enfermedad, que bueno saber que una alimentación adecuada ayuda a controlarla!

    ResponderEliminar
  2. Asi es Oscar una alimentacion adecuada contribuye mucho a la disminucion de los sintomas, por eso es de suma importancia el tratamiento nutricional., muchas gracias por tu comentario. Saludos..!

    ResponderEliminar